ESPECIALISTA EN OBSESIONES Y TOC

¿Cómo se cura un transtorno obsesivo Compulsivo?

Obsesiones ¿Qué sentido tienen?
Casos Clínicos

Contacte con Laura López para pedir informacion sobre Tratamientos y Terapias Online, a través de:


CONTACTAR POR SKYPE

Si desea pedir una cita, por favor no olvide enviar la siguiente información:

  1. Días y horarios disponibles.
  2. País o estado en el que reside (para calcular la diferencia horaria).
Nombre:*
E-mail:*
Teléfono:*
Consulta:*

ESPECIALISTA EN OBSESIONES Y TOC

   Si padeces de obsesiones y/o de un TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), también denominada neurosis obsesiva, el Psicoanálisis es la terapia que lo cura.
     Si te mantienes en el tratamiento, es lo más eficaz. Resuelve el trastorno porque los síntomas tienen un sentido, son una satisfacción sustitutiva. Corresponden a un deseo inconsciente que se muestra como realizado, aunque para la conciencia no tenga sentido.

¿TE OCURRE ESTO A TI?

    Rituales, manías, obsesión con la limpieza, pensamientos homosexuales, pensamientos en referencia a la sexualidad, imágenes recurrentes religiosas, blasfemias, insultos a figuras religiosas, pensamientos invasivos de violencia, muerte a personas cercanas (familiares, amigos...), culpa e incluso creencia de haber realizado acciones cometidas por otras personas (asesinatos, falsificaciones, abusos sexuales...), temor a realizar atrocidades, temor exagerado a pisar insectos,  temor a contraer enfermedades, obsesiones con que son mirados observados por los otros,  rituales a la hora de vestirse, lavarse las manos reiteradamente, el cuerpo, la ropa, los cubiertos, colocar los objetos en una posición determinada, con intensa escrupulosidad, comprobar reiteradamente que se han apagado las luces, el gas, la puerta de la entrada si se ha cerrado, contar baldosas de manera insistente, no poder caminar pisando las líneas del suelo...

¿POR QUÉ SE CARACTERIZAN?

 

En las obsesiones a hay dos elementos:
1.Una idea que se le impone a la persona, que puede ser absurda y que no puede rechazar, no pueden apartárselas de la mente
2.Un estado emotivo asociado que puede ser la angustia, la duda, el remordimiento y la culpa por cosas aparentemente absurdas o la cólera. Una de las diferencias con la fobia es que en la fobia sólo puede aparecer la angustia.
   Puede confundirse con la fobia social, porque la persona evita el contacto con los demás, se va aislando, porque le conlleva una gran angustia no poder realizar los rituales al estar frente a otros (suelen vivirlo en solitario o sólo lo saben las persona más cercanas). También cuando, por ejemplo,  la obsesión es referente a la limpieza, evitan el contacto con otras personas que les puedan “contagiar” o “contaminar”.

   Se le denomina también enfermedad de la duda, porque por una parte hay cierta creencia en las obsesiones y por otra parte se rechazan. Se instala la duda constante.

   Puede haber rituales o compulsiones que aparecen en un principio para defenderse de los pensamientos, como protección, y que terminan convirtiéndose también en un continuo para evitar la angustia. Los pensamientos interrumpen las acciones, y ya no saben si las realizaron o no, volviendo a empezar.

   Se le compara con una religión en solitario, por el hecho de la lucha que acontece entre las tentaciones y las coerciones morales y por los rituales, semejantes a los que se realizan en la religión, con castigos y penitencias.

¿DE DÓNDE PROVIENEN LAS OBSESIONES Y EL TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO?¿POR QUÉ SE PRODUCEN?

   Los síntomas en las obsesiones y en el toc son en realidad un disfraz que encubren otras cuestiones que están en juego y que son inconscientes.

   Son una solución a un conflicto interno que tiene que ver con la sexualidad y los sentimientos hostiles hacia figuras familiares, más frecuentemente el padre. Originalmente,  ya en la infancia o al principio de la adolescencia,  ante la aparición de los deseos sexuales infantiles y la ambivalencia afectiva, habitualmente ya surgieron conflictos con la moral y un principio de neurosis.

   El afecto es verdadero (como por ejemplo la culpa), pero corresponde a otra representación, no a la que en la actualidad está asociada, que por obra de la represión se produjo esa transacción, que es el síntoma. La culpa puede corresponder a fantasías, afectos hostiles que se encuentran reprimidos. Algo que en su mente es como si lo hubieran realizado, aunque ni siquiera tiene por qué haber llegado a la conciencia, no puede tener que saber nada de ello, sino sólo por sus efectos, que son los síntomas.

Hay un mecanismo psíquico que es el desplazamiento, y que traslada ese afecto original a otra representación que parece absurda y falta de sentido. Así en realidad, corresponde a otra cosa, funciona como  una metáfora.  Tiene un sentido, un significado, pero diferente a la lógica. Es una respuesta infantil, una regresión a la sexualidad infantil reprimida.

   El Psicoanálisis es la ciencia del lenguaje que interpreta y resuelve los síntomas. Todos los síntomas tienen un significado, un sentido, y éste es inconsciente, por eso es la única terapia que lo cura, que lo resuelve desde la raíz. El psicoanálisis incide en los aspectos inconscientes de la personalidad

¿CÓMO SE CURA EL TOC Y LAS OBSESIONES? ¿HAY “TRUCOS”, “PASOS”?

   La medicación puede calmarte los síntomas, pero en realidad no resuelve el problema. El toc y las obsesiones tienen una razón de ser, se han originado por alguna causa. Ya Sigmund Freud produjo a partir de su obra La Interpretación de los Sueños el concepto de Inconsciente, y nos dice que tanto los sanos como los enfermos tenemos los mismos mecanismos psíquicos, que es cuestión de cantidad.

   Los sueños y los síntomas tienen un sentido, interpretables a través de la ciencia psicoanalítica, que tiene un método, la interpretación-construcción, su técnica la asociación libre en  transferencia .

   Todos en mayor o menor medida somos un poco obsesivos, hacemos de ciertos rituales, en el sentido de que necesitamos perseverar y mantener la atención en determinados momentos (trabajar, amar...) y un cierto orden en las cosas para que haya un desarrollo adecuado. Pero en un grado más intensificado, ya lo calificamos de obsesiones  y  TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo). Son trastornos muy incapacitantes para la persona y que en muchos casos conllevan al aislamiento de la persona y a un gran agotamiento mental

   Hay otras terapias que tratan de razonar a través de la lógica los síntomas, que te ofrecen una serie de pautas, o de un autocontrol, enfrentar al paciente a lo que le angustia, pero vemos que son insuficientes, incluso refuerzan los síntomas, porque  la supernormal de la persona se vuelve aún más rígida.

 Hay que tener en cuenta que los síntomas tienen un significado y que es inconsciente, esto es, está en otro plano diferente a la razón. La persona no ha que ha producido el toc y las obsesiones no es que sea menos inteligente, no sepa auto controlarse, sino que precisamente es por ese exceso de control y su acérrima moral que no tolera ciertos deseos que le asaltan y que son inconscientes, por tanto indescifrables para una persona que no sea Psicoanalista, porque sólo se saben de ellos por los efectos.

   Si fuese tan sencillo sólo habría que leerse unos libros o aplicar unas pautas, y todos sabemos que no es así. No hay técnicas mágicas, hay un trabajo que hay que realizar en las sesiones de psicoanálisis, que tiene que ver con los procesos inconscientes. De eso que uno no entiende pero que le pasa, el Psicoanálisis sabe.

   El psicoanálisis transforma todo ese torrente de energía que está ligado al síntoma y lo canaliza a otras formas de goce, a través de la interpretación, porque hay un deseo inconsciente que se satisface a través del síntoma. A veces es la pronunciación de una frase, vaciar el sentido a las palabras que son significantes para el paciente, romper las resistencias, y producir una nueva personalidad que pueda utilizar para no necesitar la enfermedad para hablar y resolver cuestiones que tienen que ver con sus deseos, la sexualidad y con la moral.

   Es una técnica compleja que requiere que esa persona sea un profesional en materia del psicoanálisis. En la Escuela Grupo Cero, escuela de Psicoanálisis, nuestros profesionales tienen un nivel de formación continua muy exquisita e intensa, realizan supervisiones de casos, los psicoanalistas también se psicoanalizan con otros psicoanalistas, cuidan de su salud mental y tiene una amplia experiencia en clínica.

    Hay personas que consultan pero que o bien no lo inician o lo abandonan rápidamente, porque en la realidad obtienen un beneficio secundario de la enfermedad (ej. a través de la misma se satisfacen hostilidades con los familiares, pareja., obtienen un beneficio económico...). Es algo que pulsa de manera inconsciente, pero que si se mantiene en el tratamiento, el beneficio secundario será la cura. Es un trabajo que hay que realizar, un camino a recorrer en la terapia psicoanalítica. Tú eliges. Abre la puerta a la felicidad y a la construcción de la salud.