Testimonials

“Comencé a sufrir ataques de ansiedad en el trabajo. Trabajo en un banco y mi puesto es muy estresante, ya que los clientes se dirigen a mí constantemente con sus quejas. Llegó un punto en que comencé a sentirme desbordado. Me costaba cada vez más el tener que levantarme para ir a trabajar y, cuando comencé a tener taquicardias, a sudar, a tener esa sensación de que me iba a morir allí mismo decidí acudir a un profesional. Primero fui a mi médico de cabecera y éste me recomendó psicoanálisis porque me dijo una frase que no se me olvidará: por muy estresantes que sean las situaciones de tu vida, eres tú el que reacciona ante ellas, el que haces de eso un ataque de ansiedad. Me di cuenta cuando comencé a hablar en mis sesiones de psicoanálisis que todo ese muro de inseguridades, miedos, se iba derrumbando. Comencé a ver las cosas de otra manera y a resolver todos mis problemas laborales. ¡Hasta me va mejor con mi mujer!” 10-03-2016,  H.15:27

Luis

“Siempre he sido un poco perfeccionista y maniática pero hace cuestión de un par de años comencé a tener ideas obsesivas acerca de hacer daño a familiares y a gente muy cercana. Se me venían pensamientos que me asustaban acerca de la muerte, y que no podía controlar. Comencé a aislarme porque cada vez eran más intensos. La comida era una tortura porque no podía comer en cualquier sitio, me lavaba las manos continuamente si tocaba algo y tenía que tener mis propios cubiertos. Estuve medicándome un tiempo pero me encontraba fatal, no me solucionaba nada y me dejaba sin ganas, apática. Me hablaron del psicoanálisis y probé. ¡Los resultados han sido espectaculares! Comencé a hablar de cosas que no sabía que pensaba y que me impedían ver la vida de otra manera. No sé cómo, comencé a mejorar cada vez que salía de mis sesiones. Ahora me siento relajada y me puedo relacionar con la gente. Esas ideas raras han desaparecido.” 27-09-2016,  H.15:21

Sandra