MIEDOS

  La angustia, el miedo, es un mecanismo adaptativo necesario para la vida, es la primera reacción ante un peligro o algo inadecuado, es protector. Es normal tener cierta inquietud, hay un miedo real antes ciertas situaciones, ciertos animales, etc, pero ello no te impide estar en esa situación, tener animales cerca... La fobia es un miedo desproporcionado, irracional, y que se acompaña con síntomas de angustia, taquicardia, sudoración...En realidad es un desplazamiento o temor de un estímulo interior hacia el exterior, que se hace más tolerable pues ante un miedo externo se puede huir pero de algo interno no. La fobia protege contra la angustia, evitando el objeto fóbico se evita la angustia. La fobia sustituye el objeto de angustia por un significante que provoca temor.

  No importa para el psicoanálisis el objeto de la fobia, es secundario, porque es un desplazamiento a nivel psíquico. La fobia suele empezar con algo pequeño (perros) y luego va limitando, como el terror a la calle. La fobia va avanzando. si no se pone tratamiento avanza. Enfrentarse no va a hacer que desaparezca, produce mucha angustia. No es cuestión de voluntad. La fobia que por ejemplo se puede tener al avión no es al avión, está desplazado el miedo a ese objeto. Algunos niños suelen desarrollar en su crecimiento fobias a los animales. Es una proyección al exterior de un miedo interior. Ese temor es a la figura paterna. El padre hace de separación en la unión del niño con la madre, es necesario. Un niño con fobia a los caballos tenía fobia específicamente a los que tenían bozal y anteojeras. Era un símil con su papá, que tenía gafas y bigote. Cuando el miedo no está en su lugar, ese respeto necesario, aparecen temores o miedo a todo. En la fobia a veces necesitan de un acompañante, porque solo no puede salir, hacer determinadas cosas. No es por falta de madurez, sino que esa necesidad de que haya otro es irracional, por el trastorno.

  Existen dos tipos de fobias, agrupadas según el objeto de angustia:
Las fobias comunes: Es un miedo exagerado a cosas que todo el mundo teme algo como la oscuridad, la muerte, las enfermedades, las serpientes...
Fobias ocasionales: angustia en circunstancias especiales que no inspiran temor al hombre sano. Entre ellas están la agorafobia y las demás fobias de locomoción (avión, tren, conducir, etc)... Te ayudaremos a solucionar tu problema de una vez por todas, desde la raíz del mismo.